SLIDER

Situación actual: cumpliendo sueños

3 de julio de 2019


Hace tiempo que no aparezco por acá y siento que ya es momento de actualizarlos.
Varias veces les he hablado sobre lo importante que son los sueños para mí y las ganas que tenía de cumplirlos.
Llegar a donde estoy hoy requirió de un gran salto de valentía que no solo era hacer click en comprar un pasaje sino también cambiar mi vida por completo de como estaba. Terminar una relación en la que había mucho amor, refugiarme en casa de mis viejos unos meses, atravesar un revoltijo de emociones tremendo, hacer muchos trámites  y una gran cantidad de optimismo y perseverancia.

El 3 de Junio tomé un avión a Roma y al llegar la noche siguiente me encontré con quien fue mi host durante los dos días que estuve allá. Me llevó a pasear  a las 2 de la madrugada por una ciudad tranquila y hermosa sin todos los turistas y habitantes que la recorren durante el día. Me mostró muchos lugares de los que no recuerdo el nombre por que elijo centrar mi atención en lo visual mas que en la información y frenamos en la famosa Fontana Di Trevi. Estando ahí nunca recordé que se suelen pedir deseos, ¿será por que yo ya estaba en ese momento cumpliendo los míos?


Pasé dos días completos perdiéndome en callecitas de película (me fue imposible no pensar en Julia Roberts en "Comer, rezar, amar"), tomando mate en algún parque, escuchando argentinos por todos lados y compartiendo cervecitas y buenas charlas.

Después viajé a Cagliari, la capital de una isla llamada Cerdeña, que es donde viviré los próximos meses. Acá también me recibió un host por unos días. Me fue a buscar al aeropuerto, me llevó a conocer playas hermosas durante el tiempo que estuve en su casa y me sigue ayudando y enseñando muchas cosas de su cultura. Es verdad cuando hablan de la amabilidad de los sardos.


Esta ciudad me sorprende: venía con la idea de que sería un pueblo muy pequeño sin mucho para hacer y resulta que a mis ojos es grande y hermosa. Las construcciones son muy pintorescas, caminar por el centro es un sueño. Estoy rodeada de agua turqueza para chapotear y sobrevivir al calor intenso de este verano. Es una sensación extraña, me siento como en casa a pesar de que está siendo todo un desafío comunicarme por que aún no parlo italiano.

Tengo varios meses por delante en esta aventura y siento que será puro aprendizaje. También quiero gestionar alguna pintada en un espacio de acá, confío en que todo se irá dando..

¿Y ustedes cómo andan con el temita de cumplir sus sueños? ¡Coraje!
















© chabela • Theme by Maira G.